jueves, junio 15, 2006

SIMPATÍA INSTITUCIONAL

No sé si Andalucía sólo hay una. Hay quien dice que muy distintas son la Andalucía occidental (Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla) y la Andalucía oriental. Tampoco sé si Andalucía es una realidad nacional, como se recoge en el proyecto de modificación del Estatuto de Autonomía, y no lo sé porque realmente no acabo de entender que significa realidad nacional, incluso dudo que exista como concepto referido a algo existente.
De lo que estoy seguro es que nuestros padres de la patria han decidido convertirse en eso : nuestros padres. No tranquilos con las campañas antitabaco, las reiteradas adminiciones de que seamos buenos al volante (mientras que a un sujeto que circula a 300 Km/h se le eleva a la categoría de héroe nacional porque ganas pruebas ¿deportivas?) y de que no maltratemos a quien antes decimos te quiero (mientras la televisión pública descerebra a la ciudadanía con series que atacan a la más ínfima mente pensante y denigran a la mujer), pues bien, no conformes con todo ello, ahora, la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Turismo, ha iniciado una campaña publicitaria donde solicita de los andaluces : QUE SEAMOS SIMPATICOS CON LOS TURISTAS. Nuestras autoridades nos hacen la siguiente reflexión: si somos amables con los que vienen a visitarnos, volverán o se lo dirán a sus amigos para animarles a venir a Andalucía y así ganaremos todos.
No niego que eso pueda ser cierto, pero ¿hace falta decirlo?. Supongo que nuestros gobernantes no pensarán que los anduluces se han vuelto antipáticos o tristes, sino que piensan que los extranjeros que nos visitan lo hacen con la idea, que quieren ver confirmada, de que en Andalucía todo es alegría, juerga, simpatía...En definitiva, creo yo, que lo que se nos pide es que demos la mejor imagen, ocultemos nuestros problemas y preocupaciones, acallemos nuestras críticas y nos convirtamos, en definitiva, en lo que siempre han querido : que seamos meros espectadores de su teatro y a quien no le guste... que vea los mundiales.
Por los menos hace dos siglos, los padres de la Constitución de Cádiz de 1812 fueron más originales pidiendo a los españoles que fueran justos y benéficos. Y es que cada vez queda menos imaginación.

7 Comments:

Anonymous pilipili said...

Jo, pues me has creado un montón de dudas...Uy como no pueda dormir...Bueno, al menos tengo una solución: no se cuántas Andalucías hay, me pondré a contarlas, a ver si hacen el efecto que las ovejas sobre las vallas...
Por otro lado, ¿para qué quiero yo que vengan más turistas? ¿Para ver a más hombres y mujeres de color fresa-nata, con sombrero cordobés, para que luego se vayan diciendo que aquí no se trabaja?,Encima, ellos, que no compran periódicos locales...vamos... Que por ellos no me suben el sueldo...
Bueno, vale, supongamos que me gustan los turistas. ¿Qué tengo que hacer exactamente para ser simpática? ¿Ir a trabajar de flamenca? ¿Tocar la guitarra? ¿Jalear a las guiris cuando a las 3 de la tarde estén en la puerta de la Catedral o a las 5 montadas en un coche de caballos?
Y digo yo, ¿esto me lo debo tomar tan en serio como el trabajo? Si es así, cuando a las 3 de la tarde, reventá del trabajo, sorteando vallas de obras, me dirija al autobús vestida de flamenca y me ponga a decirle "arsa mi niña" a la guiri enmoresía, con sombrero cordobés, ¿Puedo ir fumándome un cigarro o eso es acto de servicio y en el trabajo no se fuma?
Y si le digo Ole, ole y ole a ls 5 de la tarde, bajando la ventanilla del coche y haciendo conducción temeraria (pero todo por el guiri)a los que van en el de caballos, ¿por eso me quitan puntos en tráfico?
Y digo yo, ¿No decía el alcalde que en la Feria nos fuéramos a la playa para dejar sitio a los que venían de fuera?
Parafraseando a Obelix... Están locos estos romanos...

9:48 a. m.  
Blogger CARMEN_R_PURAS said...

Que no, que es que últimamente os habéis puesto muy antipáticos y os tienen que llamar al orden :-)

11:09 p. m.  
Blogger francisco aranguren said...

A mí siempre me gustó orientar a los extranjeros, indicarles la calle correcta. Me gustaba esa forma de andar por ahí con lo puesto. Ese interés en encontrar un bar o una tasca. No dejan de ser simpáticos esos americanos que llenan la Carbonería (tipicamente español), o esos ingleses tan serios en el tablao. A mí me gusta enseñar lo mío a los de fuera. Y me molesta que se engañe a estos forasteros que nos visitan por unos días. Enfin. Seamos benéficos o no, me agrada enseñar España y lo español, Sevilla y lo de aquí, y se me dirá manipulado, pero lo he hecho antes de que me lo pidan, por que me gusta España y Sevilla. Y olé.

8:07 a. m.  
Blogger El Aviador Capotado said...

Pues nada hombre. Te vistes de bandolero con arcabuz y to los avíos y les haces un zapateao de esos que aconsejas para los peores momentos.

5:57 p. m.  
Blogger Eulalia said...

A ver... X millones de turistas que se dejan cada uno Y pasta gansa.
Averígüese quién se lleva la pasta gansa, y sean ellos quienes derrochen simpatía.

7:18 a. m.  
Anonymous Amazona said...

Yo siempre he indicado el camino y me he parado a hanlar con los guiris, hasta que una vez un chico me propuso sexo unos treinta segundois después de haberlo conocido. Ahora procuro mantenerme a distancia... ¿O tal vez no tomé la opción correcta?

5:18 a. m.  
Blogger K. said...

Pues yo, desde mi punto de vista de Madrileño residente en Sevilla, creo que Andalucía es una gran desconocida para nosotros mismos (los españoles en general).

Sin entrar a mirar el tejido empresarial andaluz, en el que hay de todo, creo que es la región más rica en contrastes, historia, gastronomía y demás de todas las que integran nuestro país.

Eso sí, cuanto más tiempo estoy aquí más me alejo del estereotipo, más pereza me da la gente de gominita, patillas y chistes fáciles...pero cada vez me gusta más la gente "mutlicapa" que voy conociendo por aquí.

4:18 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home